lunes, 23 de marzo de 2015

Ardith: Escrita por Rosa Aimee Irizarry

El vampiro es uno de los seres más maleables de la literatura. Desde su inevitable comercialización a través de la publicación de Drácula de Bram Stoker en 1898 y por más de un siglo, no solo ha estado presente como la figura principal en la literatura gótica… le ha tocado hacer de todo.
Lejanos parecen los días en que al caer la noche sobre la página nos encontrábamos aterrados por demonio sedientos de sangre.  De un tiempo a esta parte, los muertos en vida se han convertido en el ejercito de la seducción en masa, los don juanes del horror, caballeros sensibles cuyo único de defecto es la parcialidad por el rojo carmesí, que no necesariamente tiene que provenir de una fuente humana.


Ya andaba yo extrañando aquellos monstruos de antaño, los que con cariño y algo de añoranza llamamos de “la vieja escuela”. Afortunadamente y por eso de no darme por vencida, me encontré con Ardith.


Esta novela de horror con pinceladas de ficción histórica llega a nosotros de manos de Rosa Aimeé Irizarry, una novel escritora puertorriqueña cuya pasión inicial fue la literatura inglesa y la poesía.
Cansada de los vampiros excesivamente emocionales, Irizarry nos trae en Ardith una historia desarrollada en el medioevo, a la sombra de las tensiones políticas que gobernaban el Sacro Imperio Germánico.  La autora nos indica que en un inicio su inspiración fue el poema Christabel de Samuel Taylor Colridge, la balada lirica que dio entrada a la personificación de la maldad en la figura de la mujer vistiendo el manto del vampiro.





La inspira simplemente el encuentro inicial, esta vez protagonizado por Ardith, la virginal y piadosa hija del conde de Harzburg, con Leila von Dorcha, una atrayente y en apariencia desgraciada extranjera la cual se acerca a sus puertas pidiendo ayuda.
La familia entonces decide albergar bajo su techo a un insospechado monstruo, cuya crueldad y astucia bien puede tener un toque de lo sobrenatural.


Como universo, Ardith es muy sólido, pintando un claro cuadro de la realidad geopolítica de la época sin arrastrar al lector a una narrativa pesada. Como conducto para desarrollo de personajes nos regala una villana inolvidable en Leila von Dorcha. La curiosa pelinegra esconde cantidad de secretos que se mueven junto con ella en las sombras y bajo su rostro angelical se esconde una personalidad retadora y hedonista a la cual poco importan los convencionalismos establecidos por Dios y los hombres. Si en ella habita un demonio, o si su pasión por vida y piel a la larga se desborda en una sed de sangre… es algo que el lector irá descubriendo página tras página. Y  a pesar de los intentos de redención y la pureza de Ardith, inevitablemente, en algún momento, Leila von Dorcha le hará volver sobre sus pasos, re examinar los conceptos de moral y silenciosamente apostarle a una villana poseedora de armas de seducción y actitudes decadentes que se convierten en una dulce tentación.



Por el momento Ardith y su precuela Leila, están solo disponibles en Wattpad.com. El enlace a dicha novela queda provisto:
http://www.wattpad.com/story/8929074

1 comentario:

  1. Muchas gracias por darme la oportnidad de darme a conocer en este espacio. Para mi es un placer poder colaborar con todos los maravillosos escritores que forman parte de este maravilloso proyecto. Espero poder verlos pronto en mis trabajos. Saludos.

    ResponderEliminar